Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Historia Lituana
  Lituania


Asoc. Lituana de Socorros Mutuos "NEMUNAS"

INTRODUCCIÓN TERRITORIO Y RECURSOS. POBLACIÓN..
HISTORIA..
1.- De las épocas tribales a la primera guerra mundial.
2.- Período entre las dos grandes guerras.
3.- La Segunda Guerra Mundial.
4.-Décadas de ocupación soviética.  
5.- La liberación definitiva.  
HIMNO, BANDERA.
Nuestra Bandera.
El Himno.
El Escudo.
Costumbres de Lituania
Matrimonio y familia.
Las comidas.
Hábitos sociales.
Entretenimiento.
Fiestas.
Carácter nacional
Cultura
El idioma.
Cultura tradicional.
La religión

INTRODUCCIÓN
Lituania (nombre oficial, Lietuvos Respublika, República de Lituania), república del noreste de Europa, limita al norte con Letonia, al este y al sur con Bielorrusia, al sureste con Polonia y el oblast (región administrativa) de Kaliningrado, perteneciente a Rusia, y al oeste con el mar Báltico. Lituania tiene una superficie de 65.300 km² y una población (según estimaciones para 2001) de 3.610.535 habitantes. Vilna, la capital y principal ciudad de Lituania, está en la parte suroriental del país y tiene 577.970 habitantes. Como Letonia y Estonia, Lituania pertenece a la región báltica.

 

TERRITORIO Y RECURSOS
Lituania es una llanura baja interrumpida por pequeñas colinas en el oeste y en el sur. La mayor parte del territorio del país tiene una altura inferior a los 200 m. Cuenta con 108 Km de costa y con muchos lagos y ríos, 22 de los cuales tienen una longitud total de 100 Km o más. El más largo de ellos es el Nemunas que abastece al país de energía hidroeléctrica. Destacan las marismas y los terrenos anegadizos, especialmente en el norte y en el oeste, aunque se han drenado la mitad de los humedales originales. El clima está dominado por influencias marinas, pero las condiciones son más variables en la parte oriental de la República. En el oeste, los veranos son más frescos y los inviernos más templados. El promedio anual de precipitaciones varía desde menos de 600 mm en el centro del país hasta más de 850 mm en el oeste. Los bosques, que cubren un 30,8% del área total, permiten la existencia de una enorme variedad de vida natural, destacando la presencia de ciervos, lobos, zorros y jabalís. Cerca de la costa se han encontrado pequeños yacimientos de petróleo y gas, y es probable que, mar adentro, existan reservas mayores.

 POBLACIÓN
Los lituanos constituyen más del 80% de la población del país. Hablan lituano, una lengua báltica relacionada con el letón. La proporción de lituanos aumentó en los años siguientes a la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1991, debido a que muchos regresaron de otras partes de la URSS y del extranjero, mientras que miembros de las minorías étnicas, especialmente eslavos, abandonaron el país en gran número. De acuerdo con las estimaciones oficiales de 1994, los rusos suponían el 8,5% de la población y los polacos, el 7%. Otras minorías están compuestas por ucranianos, judíos y bielorrusos. Los lituanos son católicos. También se practican otras formas de cristianismo.

Lituania es un país altamente urbanizado, con aproximadamente el 74% de población urbana. A diferencia de otras repúblicas de la antigua Unión Soviética, Lituania no se vértebra alrededor de un único núcleo urbano. Aunque Vilna, su capital, es la ciudad más grande, el país cuenta con otras ciudades importantes como Kaunas (412.610 habitantes) y la ciudad portuaria de Kláipeda (202.480 habitantes). La esperanza de vida en 2001 era de 63,3 años para los hombres y de 75,5 años para las mujeres. La densidad de población es de 55 hab/km² aproximadamente.

 Costumbres de Lituania
Los Lituanos, en general tienen un carácter amigable y alegre. Aunque reservados (los años de ocupación soviética no fueron fáciles), los lituanos ofrecen al visitante un trato sumamente cordial. La actividad cultural es prolífica y el pueblo mismo se encargó, en silencio, de mantener sus tradiciones durante años. Espectáculos como la ópera, el teatro, y festivales musicales tienen el carácter de eventos masivos.

Matrimonio y familia
Los lituanos suelen casarse entre los 20 y los 30 años, aunque algunas parejas esperan a tener una mayor seguridad económica. Debido a la escasez de viviendas, muchas parejas jóvenes viven con sus padres durante los primeros años de matrimonio y dependen de su ayuda económica por algún tiempo. Cada vez es más popular que las parejas convivan antes de casarse o sin intención de hacerlo. Es un requisito legal que los matrimonios se formalicen en el ayuntamiento, aunque en la actualidad muchas parejas celebran también una ceremonia religiosa.

En las áreas rurales las bodas pueden ser muy elaboradas y las celebraciones se prolongan durante dos días. Las costumbres tradicionales están ganando popularidad. Según una de ellas, los amigos del novio tienen que comprar, con caramelos y whisky, unas ristras de flores que obstruyen el camino del novio y de la novia de regreso a la casa desde el lugar de la celebración. La última de estas ristras adorna la puerta del hogar de la pareja. Según la tradición, los padres esperan a los recién casados en la puerta con pan, sal y copas de vino llenas de agua.

Las familias tienen como media uno o dos hijos; son infrecuentes familias más numerosas. El padre suele ser considerado el cabeza de familia, pero ambos cónyuges comparten el cuidado de los hijos y trabajan fuera de casa. En las ciudades, la mayoría de la gente vive en apartamentos; en el medio rural son más comunes las viviendas unifamiliares. En las áreas urbanas muchas personas poseen o alquilan pequeños jardines en los alrededores de las ciudades para cultivar alimentos y tener un lugar donde descansar.

Las comidas
La cocina lituana ha recibido la influencia de muchas culturas. Las especialidades tradicionales son las salchichas ahumadas, varios tipos de quesos, el cepelinai (carne cocida dentro de una bola de masa de patata y servida con una salsa especial) y el vedarai (patatas cocidas y salchichas envueltas en intestinos de cerdo). Suele servirse sopa con el plato principal. Lituania produce una gran variedad de productos frescos como frutas (manzanas, peras, ciruelas, fresas) y verduras (zanahorias, repollos, guisantes, remolachas). El té, la leche y el café son las bebidas más comunes.

Los lituanos comen con el tenedor en la mano izquierda y el cuchillo en la derecha. La gente suele hacer tres comidas al día. El desayuno se toma entre las 7 y las 9, la comida principal entre la 13 y las 15 horas, y una comida más ligera entre las 18 y las 20 horas. En las áreas rurales, las comidas tienen lugar más pronto que en las áreas urbanas. Para la comida del mediodía la gente suele volver a casa o comer en una cafetería cerca del trabajo. Durante las comidas se hacen frecuentes brindis, haya invitados o no.

Hábitos sociales
Cuando los hombres se saludan suelen estrecharse las manos; este saludo es raro entre las mujeres. En los contactos profesionales casi siempre se usa un apretón de manos. Cuando se presenta a un hombre, se utiliza la palabra Ponas (Señor) antes del último nombre; para una mujer el término es Ponia (Señora) o Panele (Señorita). Cuando es aplicable, también se emplea el título profesional de una persona delante del último nombre. Los buenos amigos pueden besarse las mejillas. Los adultos no usan los nombres entre ellos a menos que se les invite a hacerlo, pero los jóvenes sí suelen llamarse por el nombre. Las expresiones de salutación más habituales son: Labas diena (Buen día), Labas rytas (Buenos días), Labas vakaras (Buenas tardes), Labas (Hola) y Sveikas o Sveiki (que significan ¿Cómo estás?, pero la segunda es más informal).

En Lituania buena parte de la vida social se realiza en las casas. Se espera que los invitados sean puntuales; es costumbre llevar un número impar de flores frescas, incluso en una breve visita, que deben ser desenvueltas antes de entregarlas. Las personas invitadas a cenar suelen llevar flores y vino. Las visitas inesperadas, incluso entre amigos y vecinos, no son muy comunes, aunque suelen ser bienvenidas. Es de mala educación que un invitado deje comida en el plato, pues ello puede sugerir que los alimentos no han sido de su agrado.

 Entretenimiento
Los deportes más populares son el baloncesto, el fútbol, el remo, el voleibol, el ciclismo, el tenis y el esquí. Muchos lituanos son aficionados al camping, y aquellos que viven cerca de la costa van con frecuencia a la playa. La televisión, las visitas y la jardinería son otras actividades recreativas populares. Los eventos culturales tienen muchos seguidores, especialmente cuando incluyen bailes y canciones nacionales.

Fiestas
Las fiestas públicas oficiales de Lituania son: Año Nuevo (1 de enero), la Restauración del Estado Lituano (16 de febrero), el Día de la Madre (primer domingo de mayo), la Pascua, el Aniversario de la Coronación del Gran Duque Mindaugas de Lituania (6 de julio), el Día Nacional de la Esperanza y la Lamentación, también conocido como Día de Difuntos (1 de noviembre), y Navidad (25 y 26 de diciembre). A lo largo del año se celebran varias festividades locales.

Carácter nacional
Se dice que un lituano puede reconocerse muy fácil mientras está trabajando o soñando despierto. Los lituanos no deben agruparse entre las naciones expresivas: tradicionalmente, son más inclinado hacia la reserva, el hogar familiar y el trabajo. Históricamente, los lituanos han sido una nación de agricultores que han vivido cerca del mar pero no junto con él. La mitología revela que el país está dividido en tres regiones culturales cuya relación mutua es recordativa de un árbol: en la parte oriental encuentra sus raíces, en el medio de Lituania el tronco, y en el este, las ramas. Al presente, Lituania ha conservado sus cuatro grupos étnicos más importantes. Cada uno de ellos difiere en sus costumbres, ropa, canciones, y en el carácter también. Los dzukai que viven en el sureste son los más expresivos, los Zemaiciai, en el oeste, son los más reservados.
Los desastres naturales, guerras y epidemias han templado el carácter "promedio" lituano. Además, uno no debe olvidarse que lituanos fueron los últimos paganos en Europa que oficialmente abrazaron la Cristiandad al final del siglo 14. Es más, incluso en los tiempos modernos, existe un elemento sumamente emocional en muchas costumbres religiosas.
El carácter lituano también posee la característica de espontaneidad de los eslavos europeos, y a veces, incluso algo de irracionalidad.
Aceptando la cultura de masa del oeste, actualmente las personas de Lituania moderna están experimentando también las trampas de la modernización, para algunos, excesivamente rápido.

Cultura
Suele decirse que la cultura es el soporte principal de la supervivencia de Lituania. El estado, poderoso durante la edad media, se debilitó, para renacer con el mismo nombre en el siglo 20, solamente gracias al hecho que su grupo étnico principal, los lituanos, habían conservado su identidad nacional, en otros términos su cultura, idioma, literatura, arte y tradiciones.
La cultura nacional y las formas más bellas de arte se crearon, extendieron y fueron consolidadas durante el intervalo entre las dos guerras mundiales. Durante los años de ocupación soviética, la cultura se volvió un resguardo de resistencia espiritual. La cultura ayudaba a lituanos proteger su identidad. La cultura étnica fue mantenida y la cultura artística se mantuvo diestramente, desinteresadamente y a menudo a través del uso de instituciones soviéticas. El nuevo renacimiento que comenzó en 1988 fue capaz de lograr la victoria porque todas las fuerzas creativas de la nación se habían unido.
En mayo de 1990, siguiendo la declaración de independencia inmediatamente, el Congreso Cultural más grande en la historia de Lituania se congregó en Vilnius. Miles de delegados debatieron el estado y futuro de la cultura.
Varios artistas lituanos han ganado reconocimiento mundial: Stasys Eidrigevicius; Vytautas Kasuba, escultor; Muza Rubackyte, músico; Ingeborga Dapkunaite, actriz, Vytautas Zalakevicius, director cinematográfico.

El idioma
El idioma lituano es uno del más antiguos en Europa.. Tiene una tensión musical clara y móvil, considerando que la tensión en muchos idiomas europeos es dinámica. El Letón, el Serbocroata y el esloveno se parecen al lituano en su calidad musical. Es considerado notablemente puro en su retención de formas Indoeuropeas arcaicas.
Mientras otros idiomas Indoeuropeos sufrieron transformaciones rápidas, los idiomas en la rama báltica y el lituano en particular, han permanecido relativamente inalterados. El idioma lituano se caracteriza por una abundancia de palabras de formaciones diversas y sinónimos. De todos los idiomas Indoeuropeos vivientes, ha retenido los mejores sistemas legítimos arcaicos, muchas morfologías y rasgos de léxicos. Por esta razón, es difícil para los investigadores comprender totalmente los idiomas Indoeuropeos, sin conocer el lituano.
El Sánscrito y los idiomas bálticos constituyen dos polos entre los que se busca los orígenes de los idiomas Indoeuropeos. Hay muchas similitudes de hecho entre estas dos lenguas. Por ejemplo, el siguiente proverbio escrito en lituano moderno y Sánscrito, demuestra estas similitudes:
"Dievas dave dantis, Dievas duos duonos"
"Devas adat datas, Devas dasyati dhanas"
(Dios nos dio dientes, Dios nos dará pan)

El Lituano es representante del grupo báltico de los idiomas Indoeuropeos. Actualmente, sólo el letón se relaciona estrechamente a él. El prusiano, un miembro de la misma familia, se germanizó cuando la orden teutónica conquista la región de Kaliningrado en la edad media.
Los cuatro grupos étnicos de lituanos han conservado sus dialectos que difieren en sus rasgos fonéticos, morfológicos y sintácticos e incluso en el vocabulario.
El Lituano normal se formó sobre la base del latín. Éste fue un proceso largo, que empezó en el siglo 16. Fue durante ese periodo que los primeros libros lituanos se imprimieron. La formación de un idioma estructurado continuó durante varios siglos y sólo se completó durante la primera parte del siglo20.
Tres dialectos literarios compitieron por su aceptación en el siglo 19; el lituano moderno (basado en el dialecto Oriental Alto) no fue desarrollado totalmente hasta antes del primer periodo de independencia política lituana (1918-40), cuando se volvió el idioma oficial del país. Especialmente desde el Segunda Guerra Mundial, el ruso ha tenido una gran influencia. El Lituano no es fácil de aprender. En lituano, los sustantivos tienen siete casos diferentes (algunos dialectos tienen ocho o más). El género es masculino y femenino, aunque algunos rastros del neutro sobreviven. El número es singular y plural; algunos dialectos también tienen un número dual (para dos artículos). El artículo no se usa. Cuatro tiempos verbales simples y varios compuestos existen en el indicativo; también se definen claramente las formas, subjuntivas, reflexivas, infinitivo, y participio. El idioma es rico en el uso de diptongos. El Lituano se escribe con el alfabeto latino, con marcas diacríticas adicionales, contando con 32 letras.

Cultura tradicional
Ya en la segunda la mitad del siglo 19, muchos intelectuales consideraron un deber patriótico conservar el desapareciente folklore étnico. Luego de la Primera Guerra Mundial, renace el estado y las tradiciones culturales que habían sido conservadas celosamente (hasta la mitad del siglo 20 , los lituanos guardaban una riqueza cultural que otros países en Europa habían perdido muchos años atrás.)
Durante los últimos años de ocupación soviética, está practica reverdeció y sirvió de apoyo a la epopeya independentista.
Hay un millón de muestras de géneros muy variados, leyendas, proverbios, cuentos, historias y canciones, alojados en el Instituto del Idioma Lituano y Folklore. La porción mayor de esta riqueza en creatividad colectiva consiste en canciones de las que hay aproximadamente 600,000.
El canto coral es particularmente popular en Lituania. Hay varios coros prominentes. El coro de hombres aficionados Varpas, el coro de mujeres Egle, el coro de jóvenes profesionales Azuoliukas, y el coro de muchachas Liepaites son famosos. Actualmente otros coros importantes son: Salutaris, Jauna Muzika, Psalmos, Brevis, Gilija, Varpelis, Ave Vita así como el Coro Estatal mixto de Kaunas.
Los conjuntos de folklore también son populares. El festival de la canción nacional tiene lugar cada cinco años. Esta fiesta reúne gran cantidad de grupos y oyentes. Tiene lugar en la capital. Este festival se hizo por primera vez en 1924, en Kaunas, (en ese momento, capital provisoria), con 86 grupos corales y 3000 cantantes y bailarines. El festival no fue suspendido, incluso después del Segunda Guerra Mundial, dado que la administración soviética no se atrevió a poner fin a esta tradición tan popular. La fiesta dura tres días. El último festival tuvo lugar en 1998.
El festival de folklore, Skamba, Skamba Kankliai que tiene lugar en las calles de Vilnius durante la última semana de mayo sigue ganando en popularidad todos los años. La fiesta de folklore internacional, Báltica, también es muy popular. La fiesta religioso similar al carnaval, Uzgavenes, también es muy popular. Este día marca la salida de Cuaresma y es muy especial para los niños.

La religión
Mas del 80% de la población es católica.
Se considera oficialmente que la conversión de Lituania al cristianismo tuvo lugar en 1387, cuando Jogaila, el Gran Duque de Lituania, fue Rey de Polonia.
La tolerancia religiosa total prevaleció dentro del Gran Ducado de Lituania. No sólo existían iglesias ortodoxas y mezquitas, sino sinagogas judías también; los judíos empezaron a establecerse en Lituania ya en el siglo 15.
Calvinismo y Luteranismo empezaron a extenderse en Lituania en el siglo 16, pero el Catolicismo recobró su fuerza en el siglo 17. Actualmente, en el Norte se encuentra la mayor parte de Evangelistas, y en el sudoeste los Luteranos.
El siglo 19 fue particularmente difícil para el Catolicismo, desde que las autoridades del ocupante Zar ruso impulsaron su persecución oficial y destrucción. Durante ese periodo, la Iglesia Ortodoxa rusa, extendió su poder a lo largo del País.
Los años de la ocupación soviética fueron aun más difíciles para el Catolicismo, cuando el estado totalitario llevó a cabo una política de ateísmo forzado y "comunismo científico": el santuario de mayor importancia, la Catedral de Vilnius, estaba cerrado y el Arzobispo de Vilnius fue desterrado a una provincia. No obstante, la Iglesia católica trabajó y sirvió a la preservación de la identidad del país.
Representantes de unas 47 denominaciones religiosas viven en Lituania. El número de parroquias es de: 684 católicas; 41 Ruso Ortodoxas; 53 Luteranas Evangélicas; 11 Evangélicas Reformistas y 5 Sinagogas.

HISTORIA
Durante centurias el territorio de Lituania se comportó como un corazón, creciendo y disminuyendo como pulsaciones. Por esto posee una rica, compleja y orgullosa historia. Un lituano que intente explicar el presente del país posiblemente se remitirá al pasado, en el que se entrelazan leyendas, guerras y eventos políticos. Estos hechos históricos han servido para inspirar canciones, películas y obras literarias, además de forjar un carácter especial, fuerte y sufrido en el pueblo Lituano.

1.- De las épocas tribales a la primera guerra mundial.

La llegada de los lituanos a las tierras actuales difiere según los historiadores: en el 2.500 AC, entre los siglos VII y II AC o en el siglo I AC. Lo cierto es que la primera referencia escrita de nuestro pueblo data del año 1009 DC en un manuscrito medieval prusiano (los Anales de Quedlinburg).

Hasta el siglo XIII Lituania sirvió de paso para los avances germánicos del oeste y de los pueblos Mongoles y tártaros del este, por lo que estuvo sujeta a constantes invasiones e intentos de conquista. Durante el período 1236-63 el Duque Mindaugas unió a las tribus Lituanas y dio forma a un estado. Esto los permitió detener y derrotar las intenciones expansionistas de los Caballeros de la Orden Teutónica. En el 1251, Mindaugas se convirtió al Cristianismo y en el año 1253, por orden del Papa de Roma, fue coronado por el Obispo de Kulm, transformándose en el primer Rey de Lituania. El gran Duque Gediminas, quién gobernó el país desde 1316 a 1341, empezó la expansión de Lituania hacia las tierras de los eslavos orientales. Ocupó Bielorrusia y el oeste de Ucrania estableciendo la capital en Vilnius. Jogaila, nieto de Gediminas, llegó al trono en 1377. En 1386 contrajo matrimonio con Eduvigis de Anjou (hija de Luis I, rey de Hungría y de Polonia), por lo que, después de convertirse al catolicismo, fue coronado como Ladislao II Jogaila, rey de Polonia. Así empezaron 400 años de historia común de Lituania y Polonia que fueron marcados por variados acuerdos y uniones. Y como resultado de esta unión, el Cristianismo se estableció finalmente en Lituania. El Gran Duque Vytautas, primo de Jogaila, gobernó desde 1392 a 1430, trayendo prosperidad política y militar al país. Durante su reinado, se detuvo el empuje de la Orden Germánica. En 1410 Vytautas, aliado con su primo Jogaila, libraron la Batalla de Grünwald venciendo a la Orden Teutónica. También se anexaron muchos territorios rusos, bielorrusos y ucranianos a Lituania, extendiendo la frontera estatal hasta las orillas del Mar Negro. Las peleas interiores comenzaron a debilitar el estado durante el siglo XVI. En 1569, Lituania firmó la Unión de Lublin con Polonia, fortaleciendo los lazos entre las dos naciones. El acuerdo creó una gran República uniendo las dos naciones que compartieron un rey (que también poseía el título de Gran Duque de Lituania) y una legislatura común, el Seimas. No obstante, la soberanía estatal de Lituania se conservó: la tesorería, el dinero, las leyes y el ejército permanecían independientes. Lamentablemente, en las fuentes históricas, esta gran República es frecuentemente aludida por el único nombre de Polonia. La institución de un rey "elegido" fue la primera en Europa. En 1573 Enrique Valois de Borbón se volvió el primer rey.

Un salto cultural de proporciones ocurrió durante el siglo XVI: el Renacimiento trajo consigo la reforma agraria, la consolidación de las ciudades y la entrada en escena de una sociedad ilustrada. Durante ese siglo, en 1529, 1566 y 1588, se dictaron tres Estatutos Lituanos. Éstos fueron documentos de una inusual naturaleza legal para la época (el último Estatuto se continuó aplicando en el siglo XIX en el Gran Ducado de Lituania). 

Desde 1654 a 1667, Lituania se vio envuelta en guerras con Rusia cuyo poderío había ido en permanente aumento. Desgraciadamente, en 1655 y por primera vez en su historia, Vilnius estaba siendo ocupada por un ejército extranjero, el del Zar ruso. Buscando una solución para salir de esta difícil situación y por sus desacuerdos con Polonia, Lituania firmó un acuerdo con Suecia, el Tratado Kedainiai, en 1655. A pesar de esto, el estado continuó disminuyendo su poder. Durante la segunda la mitad del siglo XVIII, el Gran Ducado de Lituania perdió casi todos sus derechos soberanos. Rusia, junto con Austria y Prusia se repartieron la República de Lituania-Polonia en tres oportunidades, en 1772, 1793 y 1795. En la tercera división, la parte mayor del Gran Ducado de Lituania pasó a manos Rusas. El nombre de Lituania desapareció del mapa político de Europa durante 123 años.

Grandes cambios ocurrieron en el siglo XIX, aunque su principio fue desilusionadoramente tranquilo. En 1803, a la universidad se le otorgó el nombre de Universidad Imperial y Vilnius continuó conservando la majestuosidad del pasado: era la tercera ciudad más grande (después de Moscú y San Petersburgo) en el Imperio ruso. Sin embargo, vientos de cambio eran inminentes: comenzaron en 1812, con la campaña de Napoleón contra Rusia. El francés fue recibido entusiastamente en Lituania como el libertador y su apresurado retiro fue el preludio al desastre. Luego de la campaña de Napoleón, el Zar Nicolás I cambió su política: las autoridades de la ocupación empezaron a rusificar el país con mayor velocidad. Junto con los polacos, los lituanos se sublevaron contra las fuerzas de ocupación en dos ocasiones, en 1831 y 1863, pero las revueltas trajeron sendas derrotas. Las consecuencias fueron de hecho muy tristes: la Universidad de Vilnius y otras casas de altos estudios fueron cerradas, la Iglesia católica fue suprimida, sus templos cerrados y la Religión Ortodoxa rusa se declaró la religión estatal. No se permitía a los lituanos comprar tierra, erigir cruces o nuevas iglesias. Los antiguos lazos entre Lituania y Europa Central y Occidental fueron cortados de raíz. Se empezó con las deportaciones de lituanos a los confines de Siberia. En 1864 se prohibió el uso del idioma lituano con su alfabeto latino y se introdujo el graZdanka, el idioma lituano con el alfabeto ruso. La vida cultural del país entró en un estado de parálisis. Lituania se comenzó a recuperar solo a fines del siglo XIX. El sentimiento por la cultura nacional se expandió por el país. Un movimiento, el knygnesiai, propició los métodos autodidácticos de aprendizaje y la creación de escuelas en los hogares, con improvisados maestros. Se introdujeron ilegalmente libros desde Prusia escritos en lituano con el alfabeto latino y en el curso de algunas décadas el grado de alfabetización y el conocimiento de la cultura nacional aumentó de manera considerable.
En 1883 el Dr. Jonas Basanavicius organizó la publicación de la primera revista lituana, Ausra, que se distribuía ilegalmente. Una gran cantidad de estudiantes lituanos graduados en Universidades foráneas se unió al movimiento de renacimiento nacional. En 1904, los representantes lituanos trataron de ganar por los medios legales el levantamiento de la prohibición sobre las publicaciones lituanas e instituciones educativas. En los comienzos del siglo 20, el movimiento nacionalista era de tal magnitud que en 1905 la Gran Asamblea de Vilnius (Didysis Vilniaus Seimas) sesionó, formulando demandas de autonomía para Lituania. Se eligieron los representantes lituanos al Parlamento ruso recientemente formado, la Duma, donde éstos se ocuparon de defender los derechos de los lituanos. En la Primera Guerra Mundial, Lituania fue rápidamente invadida por Alemania. Con el fin de la guerra a la vista, representantes lituanos de todas las partes del país, viendo un momento político favorable, se congregaron en Vilnius en septiembre de 1917. Un Concejo de 20 miembros elegidos por el pueblo proclamó la restitución del Estado Independiente de Lituania el 16 de febrero de 1918, aunque el Ejército alemán todavía estaba al mando del país.

2.- Período entre las dos grandes guerras.
El 23 de marzo de 1918, el Kaiser alemán anunció el reconocimiento de la independencia de Lituania. Sin embargo, hasta que Alemania capitulara en noviembre de el mismo año, la situación internacional de Lituania permanecía indefinida. El 12 de diciembre de 1918, Suecia fue el primer estado en otorgar a Lituania el reconocimiento de Independencia. Rusia y los grandes países del mundo reconocieron la independencia de Lituania durante 1920-22. El Tratado de Versalles reconoció la Independencia en 1919. Lituania fue admitida en la Liga de Naciones en 1921. La guerra interna contra los bolcheviques, polacos y los remanentes del ejercito alemán y zarista continuó hasta 1923. En el curso de estas guerras, Lituania perdió su capital, Vilnius, que fue ocupada por Polonia en 1920. Kaunas pasó a ser la capital provisional durante 20 años. Estos años fueron un tiempo difícil, pero también un período de esperanza. El Seimas que había llevado a cabo grandes reformas funcionó durante 1920-22: introdujo el dinero nacional (el litas), antiguas leyes que eran favorables a la economía nacional y al sistema financiero, y una reforma agraria radical y organizada. Las tierras de las propiedades mayores fueron divididas y las granjas empezaron a recuperarse. El país prosperó rápidamente junto con el resto de Europa. En 1923, Lituania recuperó su puerto histórico sobre el báltico, Klaipeda, ganando una puerta al mundo. Los primeros ocho años de independencia, sin embargo, no lograron consolidar el sistema democrático, el Seimas y la división de poderes. En diciembre de 1926 los lideres del ejército, del Partido Nacionalista y Cristianos Democráticos organizaron una revuelta, resultando en la pérdida de la democracia. El gobierno electivo del Seimas se reemplazó por una ley presidencial ilimitada. La dictadura política del Partido Nacionalista y de su Presidente Antanas Smetona duró hasta el final de la época independiente. Los hilos de la Independencia se habían empezado a cortar en marzo de 1939, cuando los fascistas Alemanes anexaron Klaipeda y la región circundante. Los veintidós años de guerra interna por la independencia lituana constituye la primera edad dorada en la cultura lituana. Durante ese periodo, la vida nacional recobró las características de cultura nacional. El estado de Lituania y la cultura lituana saltaron a la arena internacional y tomaron parte en los mayores eventos internacionales, entre ellos la Exposición Internacional en París en 1937. Además de los logros en el arte y ciencia, el baloncesto impulsó el orgullo nacional: en 1937 y 1939, el equipo nacional logró los Campeonatos Europeos. En 1933, Stasys Darius y Steponas Girenas lograron la fama mundial partiendo en un vuelo directo de Nueva York a Kaunas. Ambos fallecieron en Prusia Oriental, cerca de la frontera lituana, en un confuso episodio.

3.- La Segunda Guerra Mundial.
Como resultado de la Segunda Guerra Mundial, Lituania sufrió inmensas privaciones, con pérdidas gigantescas y grandes daños. La nación se encontró al borde de la aniquilación física. El 23 agosto de 1939, justamente antes de su ataque a Polonia, Alemania firmó un acuerdo confidencial con la Unión Soviética sobre la división de las esferas de influencia, el documento fue conocido como el pacto secreto Hitler-Stalin (el Pacto de Ribbentrop-Molotov). Inicialmente, Lituania se relegó a la esfera alemana; sin embargo, por la negativa Lituana para atacar Polonia como un aliado alemán, se transfirió a la esfera soviética, en un segundo pacto confidencial firmado en Moscú el 27 de septiembre del mismo año.

El 10 de octubre de 1939, Vilnius fue devuelta a Lituania y se establecieron bases militares soviéticas en el país. El 15 de junio de 1940 (el día cuando la Wehrmacht alemána entró en París), la Unión Soviética ocupó Lituania. Poco después, Letonia y Estonia también estaban ocupadas. El 14 de junio de 1941, los soviéticos llevaron a cabo la primera deportación en masa de lituanos a Rusia y Siberia, con aproximadamente 35,000 deportados en pocos días.
El 22 de junio de 1941, Alemania atacó la Unión Soviética y varios días después, la Wehrmacht ocupó toda Lituania. Hasta que los alemanes consolidaron su posición, políticos lituanos y representantes de la intelectualidad organizaron un gobierno independiente para el país. Sin embargo, la administración de la nueva fuerza de ocupación no permitió la existencia de un gobierno lituano. Una aniquilación masiva de judíos comenzó. Miles fueron deportados a Alemania. En el verano del ‘44, el Ejército Rojo cruzó la frontera lituana una vez más, y ocupó Vilnius, ocupando Klaipeda en enero de 1945. Una vez más, el país entero estuvo bajo el poder soviético. En concordancia con los Acuerdos de Yalta y Potsdam entre la Unión Soviética, los Estados Unidos y Gran Bretaña, Lituania empezó a ser tratada como una parte del Unión Soviética. Los miles de lituanos que habían luchado como soldados de los ejércitos de la unión anti-Hitler no podrían volver a una patria libre.

4.-Décadas de ocupación soviética.
Antes del retorno de los soviéticos, miles de ciudadanos lituanos huyeron al Oeste, incluso un segmento muy grande de la intelectualidad, universitarios y profesores, escritores y artistas, comerciantes y granjeros. En su retorno, los soviéticos emprendieron medidas represivas aun más estrictas que antes de la guerra. En el curso de 10 años, se deportaron aproximadamente 130,000 ciudadanos a Siberia y a otras áreas distantes de la Unión Soviética: la mayoría de ellos pereció debido a las malas condiciones de transporte y de vida.

La guerrilla partisana luchó durante 9 años y se perdieron miles de vidas. Lituania perdió 30% de su población aproximadamente durante el periodo 1940-53.Ya en los primeros años de post-guerra, comenzó una inmigración en masa de rusos y de otras naciones soviéticas, trayendo consigo la sovietización inevitable y la rusificación de la vida pública. Una vez más, como en el siglo XIX, el idioma lituano enfrentó el peligro de extinguirse. Las décadas soviéticas provocaron un cambio radical dentro de la economía del país: la tierra fue nacionalizada y se volvió a las granjas colectivas, la vida rural fue amenazada y se produjo un movimiento de la población hacia las ciudades, por la industrialización del país. Todos esto tuvo lugar sin tener en cuenta las necesidades y oportunidades internas de Lituania. La economía del país se desarrolló solamente para servir al régimen ocupante. Se construyeron complejos gigantes de manufacturas de químicos, aceite, fertilizantes minerales, maquinas herramientas y metal procesado, ninguno de los cuales reflejaban las necesidades de Lituania. Esta infraestructura entera funcionó sobre la base de materiales crudos y recursos de energía importados. Se empleó a miles de obreros que se "inmigraron" a Lituania. Durante los ‘80, una de las centrales nucleares más grande de Europa se construyó en Ignalina en Lituania nororiental.

5.- La liberación definitiva.
En la primavera de 1985, la perestroika, con Mikhail Gorbachov, empezó en la Unión Soviética. El 3 de junio de 1988, aprovechando la debilitación del estado totalitario, algunos representantes de la intelectualidad fundaron el Sajudis, un movimiento de reforma democrático, en Vilnius. El verano de ese año pasó bajo la bandera del Sajudis, cuando el país entero iba a las reuniones pacificas de los grupos de apoyo al movimiento. Se introdujeron los símbolos del país independiente públicamente. El Congreso Constituyente del partido, el 22 y 23 octubre, definió las pautas hacia la restauración de un estado independiente. En marzo de 1989 los representantes del Sajudis ganaron la elección para el Soviet Supremo, el cuerpo legislativo más alto de la Unión Soviética, y pudieron luchar para los intereses lituanos en el Kremlin de Moscú. En ese momento, Estonia estaba más adelantada en el camino de la emancipación legal: ya en Noviembre de 1988 había adoptado una declaración de soberanía. A instancias del Sajudis, la legislatura comunista lituana también emitió una declaración, en mayo de 1989, declarando que las leyes de Lituania reemplazarían a las de la Unión Soviética. Una asamblea del Frente Popular de Letonia y Estonia y el Sajudis de Lituania tuvo lugar durante el mismo mes, en Tallinn que proyectó una estrategia común y tácticas para la auto-liberación de la ocupación soviética. El 23 de agosto de 1989, en el 50 Aniversario de la firma del pacto Hitler-Stalin (Ribbentrop-Molotov), aproximadamente 2 millones de personas de Lituania, Letonia y Estonia estaban de pie en la ruta entre Vilnius y Tallinn, tomados por las manos. La cadena viviente midió casi 600 Km. de largo. Durante 1989, la situación política en Lituania empezó a parecerse a la vida de un país independiente cada vez más: uno tras otro, el pueblo e incluso las organizaciones comunistas declaraban su separación de Moscú. Ni con su llegada a Vilnius en Enero de 1990, Mikhail Gorbachov podría frenar ya a los comunistas lituanos que se habían separado de Moscú y habían exigido la total independencia.

En febrero de 1990, representantes del Sajudis ganaron la elección a la legislatura de Lituania, el Seimas, y el 11de marzo seproclamó la restauración de la Independencia. Vytautas Landsbergis fue elegido Presidente del Seimas. El difícil periodo de la transición entre la independencia de facto y de jure había comenzado.

En enero de 1991, el Ejército soviético tomo la televisión lituana, la radio y otras instituciones estatales vitales que en ese momento se habían subordinado a las leyes Lituanas. Personas desarmadas, en forma pacífica ofrecieron resistencia contra el ejército, y 14 personas perecieron en el esfuerzo. Un referéndum se realizó el 9 de febrero, y la mayoría absoluta de la población de Lituania votó por la restauración de un estado independiente. El 11 de febrero, Islandia reconoció la independencia de Lituania. Después del infructuoso golpe de estado de agosto en Moscú, Rusia reconoció la independencia de Lituania el 6 septiembre. Muchos otros estados los siguieron inmediatamente después. El 17 de septiembre de 1991, Lituania pasa a ser un miembro pleno de las Naciones Unidas.

Los antiguos comunistas de Lituania fueron quienes organizaron el nuevo panorama político tras la independencia. La coalición Sajudis no pudo mantener su liderazgo político por mucho tiempo. Su popularidad decayó a causa de las diferencias políticas en el seno de la coalición, una severa crisis económica causada por la ruptura de los lazos comerciales con las antiguas repúblicas soviéticas, una acelerada privatización que desorganizó la producción agraria, una legislación restrictiva por la que sólo se reconocía ciudadano lituano a quien mostrara conocimiento de la lengua autóctona; (lo que impedía votar no sólo a la minoría rusa, sino también a numerosos polacos) y un empeoramiento de las relaciones internacionales con los países vecinos. Como consecuencia, el Partido Democrático del Trabajo (antiguo Partido Comunista de Lituania) obtuvo la mayoría de los escaños del Seimas en febrero de 1992, y su jefe, Algirdas Brazauskas, fue elegidopresidente del mismo y presidente en funciones de la República de Lituania hasta que se celebraron las elecciones presidenciales directas, que él mismo ganó en febrero de 1993. El apoyo popular al nuevo gobierno pronto decreció, ya que Brazauskas también fracasó en la resolución de los problemas económicos del país. El 31 de agosto de 1993, el último soldado ruso dejó el territorio de Lituania. En junio de 1995 se firmó el acuerdo de asociación de Lituania con la Unión Europea, previo periodo de transición hasta 1999.
En las elecciones legislativas de octubre de 1996 resultó vencedor de nuevo el Sajudis, dirigido por Vytautas Landsbergis, que obtuvo 70 de los 141 escaños con los que cuenta el Seimas; los cristiano-demócratas lograron 16 escaños y el Partido Democrático del Trabajo obtuvo tan sólo 12. El nuevo gabinete, integrado por el Sajudis y los cristiano-demócratas, tuvo entre sus prioridades atajar la crisis financiera y los casos de corrupción que habían hecho caer al gobierno de izquierda saliente. Las elecciones presidenciales celebradas a dos vueltas entre diciembre de 1997 y enero de 1998 dieron la victoria el 26 de febrero de 1998, al candidato de centroizquierda Valdas Adamkus, apoyado por socialdemócratas y ecologistas; a continuación quedó Arturas Paulauskas, del PDT, seguido del conservador Vytautas Landsbergis. En septiembre del 2000, en las últimas elecciones realizadas, Arturas PAULAUSKAS fue elegido Presidente del Seimas.

 HIMNO, BANDERA.
Nuestra Bandera

En los tiempos ancestrales no era costumbre tener una bandera nacional que represente al estado. Lituania la tuvo. La bandera del Gran Ducado de Lituania era roja con un Vytis blanco (un caballero sobre un blanco corcel con una espada levantada por encima de su cabeza). Esta bandera se usó a lo largo de toda la historia lituana.
Durante la era de renacimiento nacional (fin del siglo 19 y empezando el 20) los lituanos lucharon para la libertad del país. Pero muchos no creían en la libertad futura. Algunos se contentaban con que el zar ruso le diera más derechos o autonomía a Lituania sin romper los lazos con Rusia. Esta "solución" parecía posible.

Después de la revolución de 1905, y sobre todo durante la Primera Guerra Mundial, las esperanzas lituanas de restablecer un estado independiente crecieron vigorosamente. Parecía que el imperio ruso no era tan invencible ni el gobierno del zar tan omnipotente. La hipótesis de independencia no sólo era posible sino completamente factible. Fue en esos momentos que la bandera nacional para la Lituania independiente fue creada.
El asunto se debatió sobre todo en 1917 en la Conferencia de Vilnius. Al final, se le dio al Concejo de Lituania la tarea de resolver sobre la cuestión. Se sugirió que una de las banderas del antiguo Ducado fuera adoptada. También se bosquejaron varias propuestas nuevas. Una comisión compuesta por el Dr. Jonas Basanavicius, el artista Antanas Zmuidzinavicius y Tadas Daugirdas propuso una que el Consejo adoptó el 19 de abril de 1918. La bandera lituana recientemente adoptada estaba compuesta de tres franjas iguales horizontales, amarillo, verde, y rojo. Según el Dr. Basanavicius, los colores se seleccionaron porque son los que más se repetían en los trabajos artísticos nativos. Hoy, se les da otra explicación:
amarillo: por los campos fecundos de Lituania, dorados con el centeno maduro, el trigo y el lino;
verde: el símbolo de la vitalidad de la nación (como así también representación de la naturaleza);
rojo: por la sangre derramada defendiendo la libertad de la patria.
Esta bandera lituana fue incluida en la Constitución lituana. La bandera tricolor se levantó públicamente por primera vez el 11 de noviembre de 1918 en Vilnius. Se usó ampliamente durante la independencia de Lituania hasta la primera ocupación bolchevique en junio de 1940.
Después de 48 largos años, el 7 octubre de 1998, la bandera tri-color de pre-guerra, ahora nuevamente en una Lituania independiente fue izada nuevamente en el Castillo de Gediminas.

El Himno

El himno nacional lituano fue compuesto por el Dr. Vincas Kudirka. De hecho, es un poema que tituló "Canto Nacional", publicado en 1898 en el periódico Varpas editado por Kudirka. En esos momentos y aunque la prensa era censurada, se publicaron muchos poemas patrióticos y canciones. Estas incrementaron el amor por la nación y el deseo de ganar la libertad. Kudirka seguramente no pensó que su poema pudiera llegar a ser el himno lituano. Él no vivió para ver la Declaración de Independencia y nunca supo que su "Canto Nacional" fue la expresión pionera y más grande de amor por su tierra. El Himno fue cantado por primera vez por un coro bajo la dirección del compositor Ceslovas Sasnauskas en un concierto el 13 de noviembre de 1899 en San Petersburgo, Rusia, dónde un gran número de lituanos vivía en ese momento. El Dr. V Kudirka había muerto recientemente. Incluso entonces, algunos intelectuales (por ejemplo Kazys Grinius, mas tarde Presidente de Lituania) empezó a llamar a este poema Himno Nacional. En Vilnius, los lituanos oyeron el por primera vez el 3 de diciembre de 1905. Después, la canción se extendió a lo largo de Lituania y se cantó en diversas ocasiones solemnes. Cuando Lituania fue independiente, la canción se proclamó Himno Nacional oficialmente (1919). Su título se cambió a las primeras tres palabras del primer verso: Lietuva, tevyne musu ("Lituania, Nuestra Patria").
En numerosas ocasiones se cantó otra canción (del poeta Maironis): Lietuva brangi, mano tevyne (Lituania, mi Patria querida). Esta canción podría decirse que es la "suplente" del Himno nacional.

El Escudo
El escudo de estado Lituano es el Vytis. Es un caballero, montado sobre un semental blanco brincando. El caballero sostiene una espada levantada, está vestido con armadura y lleva un escudo La cruz del escudo se llama la Cruz de Vytis. El Vytis más viejo que se conoce se encuentra labrado en moneda que se remontan a los tiempos de Algirdas y Kestutis. Se cree que el Vytis ya se utilizaba en los tiempos del Rey Mindaugas. El Vytis en los sellos se encuentra en las épocas de Algirdas, Vytautas el Grande, y Jogaila. En el siglo 19, con el levantamiento del movimiento nacional lituano, el antiguo emblema del Gran Ducado de Lituania - el Vytis - se adoptó definitivamente y comenzó a simbolizar la búsqueda de la libertad. Sus colores siempre fueron los mismos: blanco sobre un fondo rojo. Se adoptó de esta forma y está incluido en la Constitución Lituana.

VOLVER